PDFImprimirE-mail

Arquitectura Modular

Runnymede College.- Trabajar en el colegio es siempre una de nuestras aventuras favoritas. Por un lado el equipo humano es excelente, directiva y profesorado siempre ayudan, esa es la parte fácil. Lo difícil es trabajar siempre con la espada de Damocles, porque apenas genera tensión saber que cada vez que entras a hacer alguna reforma, tienes entre una semana y un mes para que las obras estén terminadas, o 700 niños no tienen aulas y te van a cortar la cabeza…. Pero nunca se ha fallado!!! La razón, que con un poco de previsión e industrializando mucho trabajo puede estar preparado para el día que se enciende el cronómetro, y sobre todo, la confianza en nuestro equipo. Somos unos privilegiados, por nuestro equipo y nuestros clientes.

 

Hospital de Madrid Montepríncipe.- Otros que no generan tensión. Total, que dificultad tiene trabajar en un hospital en operación, sobre unas salas de diagnóstico por imagen que no pueden parar nunca y con un tráfico incesante de gente… Nuevamente la solución está en hacer obra “seca” y en industrializar al máximo. Así conseguimos ajustar y fijar los costes y sobre todo los plazos. Mucho trabajo previo igual a pocos imprevistos en obra. El resultado excelente, el hospital ampliado en plazo y coste y una imagen moderna y limpia que en nada se parece al de las “casetas de obra”

 

SAS Vuelos Privados.- Es un ejemplo de los varios realizados en el Aeropuerto Privado de Torrejón. La verdad es que es una experiencia muy divertida trabajar en dicho aeropuerto diseñando salas de espera y pre-embarque para jets privados. Automáticamente uno se transporta y se convierte en un super-ejecutivo que sale de su oficina en una limusina mientras trabaja, llega al aeropuerto y sin perder tiempo espera a que todo esté listo y se va. No puede falta detalle…. O mucho mejor, uno es una estrella del rock que se va de juerga con sus colegas…. ¿Qué necesitamos?

 

Soluciones Habitacionales en Colombia y Senegal.- ¿Nos damos cuenta de lo afortunados que somos? Sinceramente, casi nunca. Viajar tiene muchas ventajas, entre ellas comparar realidades, y es necesario intentar aportar soluciones en lugares donde los servicios que consideramos más básicos son inexistentes o en el mejor de los casos deficitarios. Una de las grandes ventajas de la construcción industrializada es la posibilidad de transporte y montaje en zonas remotas, y otra es su capacidad de fijar costes y plazos, y eso, para los que tratan de ayudar y facilitar unos mínimos a mucha población mundial es esencial. Sirva este trabajo como nuestro pequeño granito de arena para intentar solucionar algunas desigualdades y tratar poco a poco de tener un mundo más justo y ecuánime.